14 junio 2009

Anorexia y Bulimia

EN EL FINAL DEL ARTICULO ENCONTRARÁS UN VIDEO

La mejor prevención comienza con la información, conozca mas acerca de estas enfermedades:



Sabemos que las pautas culturales han determinado que la delgadez sea sinónimo de éxito social. Muchos de nuestros jóvenes luchan para conseguir el "físico ideal" motivados por modelos, artistas o por la publicidad comercial. Muchos creen que el mundo es de los delgados. Otros, por un peso natural que excede el estándar de delgadez que la sociedad impone, se deprimen y autocritican sintiéndose fracasados o desvalorizados. Actualmente la BULIMIA y la ANOREXIA NERVIOSA, dos complejas enfermedades alimentarías, se han convertido en un verdadero flagelo para la juventud de nuestro país

La anorexia nerviosa: se puede considerar como una alteración, de los hábitos y/o comportamientos involucrados en la alimentación. Las personas que lo padecen dedican la mayor parte de su tiempo a temas alimentarios y todo lo que esté relacionado con ello. La preocupación por la comida y el temor a ganar peso forman lo esencial de este trastorno, junto con la inseguridad personal para enfrentarse a este problema. Niegan la enfermedad y se perciben gordas en alguna parte de su cuerpo a pesar de presentar un aspecto esquelético. Sobreviene la irregularidad menstrual y más tarde la amenorrea o la impotencia en varones.

La bulimia: Como síntoma, describe episodios incontrolables de comer en exceso. Como síndrome hace referencia a un conjunto consistente de síntomas entre los cuales destaca la preocupación por el peso y forma corporal, la pérdida de control sobre la ingesta y la adopción de estrategias que contrarresten los efectos “engordantes” de sus síntomas bulímicos. El paciente siente una necesidad imperiosa por ingerir grandes cantidades de comida, generalmente de elevado contenido calórico. Una vez que termina de comer, al paciente le invaden fuertes sentimientos de autor repulsa y culpa. Ello le induce a mitigar los efectos, autoinduciéndose el vómito entre otras estrategias purgativas


Síntomas de la anorexia

1) Negativa a mantener el peso corporal por encima de un peso normal mínimo parar edad y altura, por ejemplo, perdida de pese dirigida mantener el peso en 15 por ciento por debajo del esperado

2) Intenso temor a aumentar de peso o engordar, aun cuando tenga peso insuficiente.

3) Percepción distorsionada del peso, tamaño o figura de su cuerpo.

4) En las mujeres, la ausencia de por lo menos tres ciclos menstruales consecutivos.

En general, usted puede notar si una persona tiene anorexia si observa las siguientes tres señales de alarma constantes y esenciales:

a) Peso corporal anormalmente bajo.

b) Mantenimiento deliberado de ese peso corporal mediante dieta, ejercicio, abuso de laxantes o diuréticos, o una combinación de los tres.

c) Síntomas de inanición

El rasgo común de este desorden alimenticio, es el intentar mantener el control sobre la cantidad de comida que se ingiere. Periodos de ayuno, conteo obsesivo del contenido calórico de los alimentos, el ejercicio compulsivo, y/o la purgación después de una comida regular, son los síntomas mas comunes. . Los anoréxicos son conocidos por tomar grandes cantidades de café y/o fumar.

Síntomas de la bulimia

1) Episodios recurrentes de atracones de comida.

2)Una sensación de perdida del autodominio durante los atracones de comida.

3) El uso regular de vomito autoinducido, laxantes o diuréticos, dieta estricta o ayuno, o ejercicio muy energético para evitar el aumento de peso.

4) Un mínimo de dos episodios de atracón de comida a la semana durante al menos tres meses.

5) Preocupación exagerada por la figura y el peso corporal. Las bulímicas están continuamente obsesionadas por su aspecto y trabajan duro para ser lo más atractivas posibles.

6) Antecedentes de dietas frecuentes. Muchos estudios han revelado que casi todas las personas que desarrollan bulimia han realizado frecuentes intentos de controlar su peso.

7) Síntomas de depresión. Incluyen pensamientos melancólicos o pesimistas, ideas recurrentes de suicidio, escasa capacidad de concentración o irritabilidad creciente.

8) Excesivo temor a engordar. En un estudio reciente, el 92 por ciento de las pacientas bulímicas encuestadas dijeron que sentían pánico o mucho temor a engordar.

9) Comer en secreto o lo más inadvertidas posible.

10) Mantenimiento de al menos un estándar normal mínimo de peso. A diferencia de las anoréxicas, las bulímicas no tienen una figura demacrada que las traicione. Por supuesto, muchas mujeres con anorexia también desarrollaran bulimia.

En síntesis

Los desordenes alimentarios, el miedo a la obesidad y las conductas extravagantes en relación con la comida son algunos de los principales síntomas.

Los bulímicos son capaces de ingerir grandes cantidades de comida en poco tiempo y, luego, se generan conductas purgativas como auto provocarse vómitos o consumir laxantes y diuréticos en forma indiscriminada. La rutina la rematan con desayunos compensatorios que, finalmente, los llevan a repetir el ciclo.

Los anoréxicos tiene una marcada tendencia a la inanición, acompañada por un temor e irracional hacia los alimentos. Se niegan a comer, tienen terror a aumentar de peso, se vuelven incapaces de reconocer los riesgos que eso provoca y oscilan permanentemente entre la hiperactividad y la depresión

La adicción a las drogas es una característica bastante frecuente entre estas pacientes así como su tendencia a la depresión y a la ansiedad. Además, suelen fracasar en sus relaciones sentimentales.






































VIDEO ANOREXIA


video

Anorexia y Bulimia en el Deporte

Extractado de:

Ann Grandjean

Director, International Center for Sports Nutrition, Omaha, NE, USA

RESUMEN

Durante la decada pasada a surgido un incremento en la prevalencia de la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa,dando una mayor comprensión sobre la etiología, la patologia y el tratamiento de estos desordenes alimentarios.

No esta definido cuando y en que deportistas aparece, pero se supone que es mas frecuentes en deportes que enfatizan la figura esbelta y magra. Los los entrenadores y todas aquellas personas que trabajan con estos atletas deberían estar al tanto de estos desordenes alimentarios, saber como identificar estos sintomas, y estar preparados para resolver lo problemas que se puedan suscitar.

INTRODUCCIÓN

Los desordenes en la alimentación no son un fenomeno nuevo. La literatura cuenta de ayunos auto-impuestos y de perdida de peso desde ya en la Edad Media. También se puede encontrar que en el Antiguo Egipto, Grecia, y Roma, se enfatizaba sobre la figura delgada. Se le asignaba a los romanos la creación del "vomitorium", sitio donde se vomitaba para controlar el peso luego de las grandes comilonas.

Lo que es nuevo, es el mayor conocimiento sobre desordenes alimentarios entre la comunidad deportiva. Los estudios indican que estos desordenes ocurren con mayor frecuencia en atletas que practican deportes tales como gimnasia, patinaje artístico, lucha libre y ballet, en donde se impone cierto peso y/o porcentaje de grasa corporal, sin embargo no solo se limitan a estos deportes, también han sido observados en nadadores jovenes.

PREVALENCIA EN LA POBLACIÓN GENERAL

Se estima que la anorexia nerviosa ocurre con una frecuencia del uno por ciento en grupos vulnerables, como estudiantes mujeres de colegios secundarios o universitarios. la bulimia nerviosa, hoy en día la mas común entre las enfermedades de la alimentación, ocurre entre el cuatro y cinco porciento en mujeres universitarias. A pesar de que la anorecia y la bulimia nerviosa, son consideradas enfermedades de adolescentes y jovenes mujeres, del 5% al 10% de los casos ocurren en hombre jovenes.

DESORDENES ALIMENTARIOS EN ATLETAS

Entre un grupo de atletas y no atletas universitarios, se descubrieron que el 20% de los estudiantes que participaban de deportes y actividades que enfatizaban la figura magra, estaban muy preocupados por el peso, o tenían tendencia a los desordenes alimentarios. Otro estudio sobre deportistas mujeres universitarias mostró que el 32% practicaba al menos un metodo patológico de control de peso.

BAILARINAS

Varios estudios han sugerido un incremento en la prevalencia de anorexia y bulimia entre bailarinas. el 33% de las bailarinas estudiadas presentaban sintomas de anorexia nerviosa, el 6.5% presentaban anorexia primaria y que todas salvo una desarrollaron la enfermedad luego de comenzar los estudios de danza. estos estudios demostraron que las bailarinas tuvieron mayor prevalencia de los sintomas un 27% por sobre los otros atletas universitarios.

Brooks-Gumn y colaboradores compararon a bailarinas, patinadoras y nadadoras, con respecto al peso y a las actitudes acerca de la alimentación. Las bailarinas mostraron mayores restricciones alimenticias que las nadadoras y las patinadoras, los autores atribuyeron este hecho a los bajos pesos requeridos por su profesión.

Uno de los criterios diagnósticos para la anorexia es la amenorrea. Se ha demostrado una alta incidencia de la amenorrea y ciclos menstruales irregulares en bailarinas un 33%. Otro estudio sobre 89 bailarinas demostró que el 15% presentaba amenorrea secundaria y el 30 % ciclos irregulares

GIMNASTAS

Las gimnastas mujeres también han sido identificadas como un grupo que pueden tener un alto riesgo de desarrollar desordenes alimentarios. En gimnasia existe un deseo constante de ser delgada y esteticamente atractiva. Se estudiaron a 42 gimnastas mujeres universitarias, de las cuales todas estaban a dieta, ya sea para aumentar la performance deportiva o para mejorar su apariencia. Del total del grupo 26 (el 62%) estaban practicando al menos una forma de control patológico del peso, ya sea pastillas para dieta, vómitos auto-inducidos, o ayunos.

NADADORAS Y CORREDORAS DE FONDO

También ha sido estudiadas por posibles desordenes alimentarios. Las nadadoras competitivas tenían percepciones equivocadas acerca de su peso, lo que los autores creen que estaba más relacionado con la influencia sociales, que con las demandas especificas de su deporte. Benson y colaboradores reportaron una mayor tendencia hacia los problemas alimenticios que las gimnastas un 11%.

Concluyeron que la incidencia de anorexia nerviosa no es mas común entre las corredoras de competición, que entre la población normal. Sin embargo, las corredoras de elite tienen mas tenencia a los problemas físicos y sicológicos de la anorexia, que las corredoras que no son de elite.

Para resumir, se presume, que a partir de los estudios realizados, que algunos grupos de atletas tienen un mayor riesgo de adquirir desordenes alimentarios. La pregunta es, se estan volviendo mas prevalentes los desordenes o se estan identificando mas tales desordenes.

La clave esta en aprender a distinguir entre las personas con desordenes alimentarios y a aquellas cuyos comportamientos solo son una mimica de estos desordenes.

COMO IDENTIFICAR A UN ATLETA QUE TIENE DESORDENES ALIMENTARIOS

Hay una diferencia significativa entre estar delgada y tener anorexia nerviosa, así como entre vomitar para alcanzar un peso deseado y tener bulimia.. las pautas de alimentación anormal no significan tener automáticamente un desorden alimentario; sin embargo es necesario prestar atención si un atleta muestra los siguientes signos o comportamientos:

comentar en forma reiterada acerca de estar o sentirse "gorda", y hacer preguntas como "Te parece que estoy gorda" cuando su peso esta por debajo del estipulado.

Alcanzar un peso se se encuentra por debajo del peso competitivo ideal para ese atleta, y seguir bajando incluso fuera de temporada.

comer en forma secreta, lo que puede ser descubierto por los envoltorios de los alimentos encontrados en la habitación del atleta, o tomar alimentos sin permiso (a escondidas).

desaparecer en forma inmediata luego de comer, especialmente si consumió una gran cantidad de comida.

Encontrarse nervioso o agitado si algo le impide estar solo inmediatamente luego de comer.

ganar o perder cantidades extremas de peso.

Quejarse frecuentemente de constipación.



Mallick y colegas estudiaron a tres grupos de adolescentes mujeres (con problemas alimentarios,deportistas y estudiantes). las adolescentes con problemas alimentarios tuvieron los menores promedios de auto estima, sí como resultados extremadamente bajos en el tono emocional y en las relaciones sociales, en comparación con los otros dos grupos. El grupo psicológicamente mas sano fue el de las deportistas.

¿SON LOS DEPORTES LOS CULPABLES?

Frecuentemente los deportes son identificados como los causantes de los desordenes alimentarios. Las miradas se dirigen hacia los entrenadores, las restricciones impuestas en los pesos, y actividades que son parte normal de un deporte. La palabra "causa" es inadecuada, los desordenes alimentarios son los sintomas de un "stres" subyacente. Al principio son mecanismos de defensa, y luego se transforman en problemas adicionales. El atleta que tenga desordenes de alimentación, tendrá probablemente un historia de bajan autoestima, y de dificultades para resolver problemas y manejar el "estres".

Sin embargo, es posible que los mecanismos de desordenes alimentarios sean activados por un simple evento o por comentarios de personas muy allegadas al atleta. Todos los miembros de un equipo deportivo, entrenadores, directores deportivos, e incluso los compañeros, son personas muy significatvas en la vida de un deportista y por lo tanto , tienen el poder para ayudar o destruir.

Un comentario fuera de lugar pude tener consecuencias imprevistas en un potencial anorexico o bulimico, el 75% de las gimastas cuyo entrenador les había dicho que tenían demasiado peso, recurrieron a metodos perjudiciales para perder kilos.

Algunos ejemplos que podrían contribuir a que atletas comiencen con desordenes en la alimentación incluyen:

Decirles a los atletas que deben perder peso, sin darles una guía nutritiva adecuada.

Decirle a los atletas que rendirán mas, o que obtendrán mejores resultados si estan mas delgados.

Ridiculizar a un atleta, o hacer comentarios impertinentes sobre su peso o composición corporal.

Utilizar apodos como "Gordito" o "Rechoncho".

Asignarles un peso que no este de acuerdo con su altura y su estructura corporal.

Poner demasiado énfasis en el peso o porcentaje de grasa corporal.



TRATAMIENTO

Hoy en día se acepta que los desordenes alimentarios tengan componentes isquiáticos, fisiológicos y sociales. Por lo tanto, el tratamiento debe dirigirse a cada una de estas áreas. Hasta este momento ningún metodo en particular debe ser considerado como definitivo o único. Sin embargo la naturaleza compleja y multifactorial de la anorexia y la bulimia nerviosa, sugiere el tratamiento a través de un equipo interdisciplinario, los profesionales deben trabajar en forma conjunta para darle al deportista mensajes consistentes y oportunos y lograr así el éxito del tratamiento.

En resumen, para prevenir la manifestación de los desordenes en la alimentación y para actuar efectivamente si ellos aparecen, los departamentos deportivos y organizaciones pueden:

Informar y educar a sus miembros acerca de los desordenes alimentarios.

Desarrollar un sistema para solucionar los problemas cuando ellos ocurran.

Brindar al atleta un programa total de nutrición que incluya asesoramiento general sobre alimentación, así también como asistencia sobre metodos adecuados para bajar o aumentar de peso.

Evaluar las politicas, procedimientos y comportamientos de los miembros del departamento deportivo para asegurar que no se esté contribuyendo con el desarrollo de los desordenes alimentarios.


ANEXO
DATOS ESTADISTICOS DE URUGUAY
-Datos estadísticos del Uruguay y del mundo-

"Los desórdenes alimentarios han tenido un crecimiento considerable en nuestro país y en todo el mundo sobre todo a partir de la década del 60.

Son enfermedades con un índice de mortalidad de entre 10 y 12%. Según encuestas realizadas en nuestro País, uno de cada veinticinco adolescentes sufre algún tipo de patología alimentaria, de los cuales un 90% son mujeres.

Si consideramos como franja eraria de riesgo primario la que comprende las edades de entre 13 y 21 años, estamos hablando de unas 18 mil personas con patologías alimentarias en el Uruguay.

En los Estados Unidos más de 8 millones de personas sufren de desórdenes alimentarios, principalmente mujeres jóvenes, pero cada vez más también hombres jóvenes.

La Anorexia Nerviosa usualmente comienza a mediados de la adolescencia y afecta a una quinceañera cada 150. La Bulimia en cambio, afecta a mujeres alrededor de los veinte años en su mayor proporción, pero puede llegar a aparecer hasta los cuarenta años. Tres de cada cien mujeres sufren de Bulimia Nerviosa en alguna etapa de sus vidas."

Datos extraidos de :
http://www.clinica-alimentaria.com/datos.html